Foto de Aurelio García Blanco

Foto de Aurelio García Blanco

Tephroderma fuscopallens Musumeci & Contu

Sombrero. De 2,5-4 cm de diámetro, llamativamente onfalinoide, con una gran depresión central. Margen fino, liso, débilmente estriado por transparencia. Cutícula higrófana, lisa, brillante, de color marrón con humedad, en seco ocre grisácea, con la zona central más oscura. Láminas. Largamente decurrentes, gruesas, grisáceas, con laminillas. Arista del mismo color, muy irregular. Pie. De 2-4 x 0,4-0,6 cm, cilíndrico, algo aplastado, de color algo más claro que el del sombrero, con una franja en el ápice casi blanquecina; en la base presenta masa micelial blanquecina, aglutinando mucho humus. Carne. Grisácea, escasa. Olor. Fúngico. Sabor. Nada particular.

Esporas. Anchamente elipsoidales, subovoidales o dacrioides, con apícula muy prominente, de 5,5-7,5 x 3,5-5 µm, lisas, hialinas, no amiloides. Esporada blanca.

Hábitat. En bosque de Cupressus arizonica var. glabra. En colonias de numerosos ejemplares. Época de fructificación. Finales de otoño. Especie muy rara de reciente creación.

Comestibilidad. Sin interés culinario.

Observaciones. El género Tephroderma se ha creado nuevo hace muy poco tiempo (Musumeci & Contu 2014) para dar cabida a esta especie que, teniendo aspecto clitociboide, está estrechamente relacionada con las familias Entolomataceae y Lyophyllaceae. Mi agradecimiento a Marco Contu por su amabilidad al enviarme el trabajo publicado.

Posiblemente esta cita sea novedosa para el catálogo nacional.

Fecha publicación, 14 de febrero de 2017.

[gview file=”http://asociacionvallisoletanademicologia.com/wordpress/wp-content/uploads/2016/11/Tephroderma-fuscopallens.pdf”]